La Enseñanza

La Enseñanza

No es algo nuevo si te digo que la música, la danza, el teatro, la pintura y la expresión artística en general, tienen muchos beneficios. La música se compone de ritmo, melodía, armonía y silencio y todo esto afecta positivamente a tu cuerpo, tu corazón, tu alma y tu mente. La música estimula directamente el sistema nervioso central, proporciona placer y estimula nuestro cerebro.
Como primer contacto musical, la percusión es el más sencillo porque tocas y suena. Como curiosidad, el primer instrumento musical del ser humano fue su cuerpo y su voz, percutiendo en él y entonando melodías.

Pero, ¿por qué Taiko?

Como disciplina artística japonesa, tiene muchos matices que la diferencian de otras percusiones. La implicación del cuerpo, de la respiración y de la voz para dar un solo “DON” sería lo más característico, desde mi punto de vista; aparte del compromiso, la paciencia y el respeto hacia la práctica, el instrumento, tus compañeros y tú mismo. Un arte milenario con una potente filosofía detrás de él.

Ver tocar el Taiko es muy estimulante, pero tocarlo tú y sentir su vibración es excitante y transformador.

  • EL RITMO surge de nosotros de una manera natural e instintiva.
  • EL JUEGO agiliza nuestra mente y fomenta nuestra iniciativa.
  • EL MOVIMIENTO mejora nuestra coordinación y psicomotricidad.

No es necesario tener conocimientos musicales previos
y se adapta a todas las edades, niveles y condiciones físicas de la persona que lo practica.

Nuestras clases, entrenamientos y ensayos se realizan

en “El Observatorio Musical” en Madrid y en el Espacio Creativo de “LaNabe” en Arganda.

Medidas Covid-19